Fondo
Inicio / Posgrados / Especializacion de la Enseñanza de la Biologia

Especializacion de la Enseñanza de la Biologia

 

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=SDiPL86uKBA

Dirección: Calle 72 N° 11-86 Edificio B, Piso 3.
Bogotá D.C, Colombia - Sur América
Horario de atención: Lunes a viernes 8:00 a.m. a 5:00 p.m.
Jornada continua.
PBX: 57-1- 5941894 Ext: 267-271
E-mail: dbi@pedagogica.edu.co



El currículo de esta especialización cuestiona la función del docente como simple administrador de contenidos, vigilante del tiempo y del orden, revisor de tareas en el aula, haciéndose necesario reubicar su acción en el contexto de la cultura. Entendiendo como cultura, la construcción histórica y dinámica de símbolos y significados que nos permiten construir sentidos e identidad (Geertz, 1996).


Se considera entonces que la educación es un proceso social; como tal no es exclusiva del docente, aunque se piensa que se le ha otorgado esta responsabilidad a través de los procesos de institucionalización; entonces cabe preguntarse, ¿si la educación es un proceso social, en qué se diferencia de otros procesos o de otras prácticas sociales? La diferencia radica en la intencionalidad de los procesos educativos; todo proceso educativo es intencional: se educa a alguien para algo... (Fullat, 1993).


La educación gira entonces alrededor de la potencialidad humana del aprendizaje y surge de las posibilidades del ser humano en el desarrollo de los procesos psico-afectivos. La educación se constituye entonces en un proceso de formación permanente para el desarrollo humano. La educación igualmente contribuye a la apropiación de la cultura construida y es con base en ella que se potencia el desarrollo de los sujetos. En la formación docente la educación permite no solo reconocer y asumir una posición crítica frente a la cultura construida, sino proveer elementos para incidir en la realidad específica donde se desarrollan los sujetos y se considera que la realidad trasciende las disciplinas. En este contexto entonces la educación más que una formación disciplinar, constituye ante todo formación para la vida y esto implica: valores, ética, afectividad, lúdica, estética y otros elementos que forma lo que se denomina desarrollo humano.


En la educación colombiana, la escuela paradójicamente se percibe como distanciada de la realidad, de la sociedad y de la cultura; por tanto en la formación de docentes, es necesario construir un sentido de lo colectivo, de lo social y de lo comunicativo a través de consideraciones éticas para la convivencia personal, social y profesional, factores que han estado infortunadamente ausentes de esa formación.


Se requiere entonces problematizar la práctica pedagógica y para el efecto es necesario pensar en cuáles son los cuestionamientos problematizadores en lo cotidiano de la educación. Partiendo de esta idea, entonces la pedagogía y la didáctica tendrían que articularse y concluir hacia ella, con el propósito de descentrar el pensamiento intuitivo en la acción docente. (Gil, 1991).


Subyacen en la enseñabilidad dos discursos distintos y dos lógicas diferentes, que deben articularse coherentemente. El discurso de la enseñanza y el discurso de la biología; la lógica del aprendiz y la lógica de la disciplina. (Comité de Práctica Docente DBI – UPN, 1998:8).


En el espacio escolar se intenta que circule el conocimiento de las disciplinas, sin embargo, la escuela tiene formas particulares de producción del conocimiento, en ella se construye conocimiento escolar.


Teniendo en cuenta las consideraciones anteriores y de acuerdo al problema propuesto la fundamentación del currículo se centra en el análisis crítico de:


Problemas sobre la normatividad: Las políticas educativas que orientan y regulan el sistema educativo colombiano.
Problemas teóricos: Las distintas corrientes de pensamiento que fundamentan los modelos educativos contemporáneos.
Problemas epistemológicos: La construcción de saber pedagógico mediante la investigación en enseñanza de la Biología.
Problemas prácticos: La práctica pedagógica y la función docente en sus distintas modalidades.
Problemas disciplinares: propios de la biología.


La especialización enfatiza en dos aspectos:

1. El establecimiento de unas relaciones dinámicas y creadoras entre el conocimiento biológico, la pedagogía, la didáctica, la enseñanza y el aprendizaje.

2. La contribución que el maestro de biología puede hacer a la formación del ciudadano, orientando la construcción de los valores socialmente constituidos. Este aspecto se hace hoy más que nunca necesario, puesto que en el plano educativo no solo nos referimos a los objetos y a la realidad, sino que también construimos sentidos, significados relevantes para los procesos comunicativos y para la construcción de la identidad personal y social.


La pedagogía como disciplina fundante de esta especialización, la consideramos en tres acepciones, que implican:


a. Los saberes propios de la función del educador.
b. El conjunto de enunciados que orientan y le dan sentido a esa función.
c. La delimitación de las formas legítimas de ejercerla. (Mockus, 1994).


El discurso pedagógico se concentra así en la reflexión sobre las prácticas del profesor que determinan acciones didácticas, desligándose así del instrumentalismo pedagógico. En este contexto el maestro cumple un papel importante en el sistema de enseñanza, pues al participar en la adecuación de los saberes y de la cultura, influye decisivamente con sus ideas en la construcción de sujetos con una cultura científica y con una identidad individual y social, en un contexto sociocultural específico y en unas condiciones históricas determinadas.

________________________________________


JUSTIFICACIÓN


En Colombia no se ha desarrollado la formación de postgrado en el área de la educación en Biología, a pesar que hoy se considera a distintos niveles la importancia de la Biología en los procesos de formación, más aún en un país que se considera biodiverso, pluriétnico y multicultural.


De otro lado, la mayoría de investigaciones educativas en Biología y en Ciencias Naturales, centran su atención en procesos de aprendizaje de las ciencias, dejando de lado la reflexión y análisis sobre la enseñanza y en consecuencia sobre la acción docente (Chona y otros,1998), al igual que sobre las ideas que el maestro utiliza como referentes para orientar su práctica docente (Reyes, 1998).


Consideramos que es necesario replantear la formación de docentes, de modo que ellos de manera fundamentada, mediante el estudio de su propia práctica, identifiquen elementos de transformación de su acción y de la realidad escolar, estableciendo una correspondencia entre la educación y las necesidades socio-económicas, científicas, técnicas y culturales del contexto en consonancia con las proyecciones del país.


El currículo de la Especialización será un medio para diagnosticar la problemática en la enseñanza de la Biología; también contribuirá a la construcción de saber pedagógico y de modelos didácticos en esta área del saber, constituyéndose en continuo generador de mecanismos de socialización de estos conocimientos.


________________________________________


ÁREAS DE INVESTIGACIÓN EN EL CURRÍCULO


El currículo de esta propuesta tiene como propósito formar una comunidad de docentes investigadores que aborden los problemas educativos y construyan modelos que transformen la enseñanza de la Biología en Colombia.


Por ello la especialización se fundamenta en los desarrollos del área de investigación Enseñanza de la Biología en Colombia. Con el aporte de esta área, el currículo pretende abrir un espacio de pensamiento sobre los fundamentos pedagógicos, históricos y científicos que sirven de apoyo a la enseñanza de la Biología, proponiendo proyecciones a partir del reconocimiento de nuestros elementos culturales y sociales (Chona y otros, 1998).

________________________________________


ESTRUCTURA CURRICULAR


El currículo posibilita a los participantes construir una conciencia crítica y de pertenencia a su realidad educativa particular; articula de esta manera aspectos sociales y culturales en los contextos local, regional y nacional.


De acuerdo con la fundamentación, planteada, el currículo se organiza en cuatro ambientes.

Pedagógico y Didáctico.
Desarrollo Humano
Biológico
Investigación Educativa

Los ambientes de formación se consideran, como las expresiones culturales y de conocimiento que le dan carácter al maestro, en términos de compromiso, pertenencia e imagen social.


En esta perspectiva, los ambientes en su conjunto abordan el análisis de las formas de construcción del conocimiento pedagógico contemporáneo y de sus relaciones con los saberes de la Biología. Aspectos que se concretan en la formación de sujetos, en quienes se conjugan no solo la necesidad de conocer, sino también necesidades de tipo ético, estético, afectivo y comunicativo. Se pretende así conformar el contexto desde donde se reflexione y oriente la acción docente, se identifiquen problemas educativos, se propongan y pongan a prueba soluciones mediante la acción investigativa, atendiendo a los objetivos de formación del currículo y mostrando el carácter práctico del currículo.


Estos ambientes se trabajan en seminarios y talleres orientados por núcleos integradores de problemas (NIP) que son cuestionamientos que se hacen acerca de realidades concretas y vivenciales, para lograr su comprensión y transformación a través de procesos investigativos que articulan actitudes, saberes, acciones y prácticas desde una perspectiva de la complejidad y del aprendizaje significativo y que sirven de articulación de los distintos ambientes, a través del diseño y desarrollo del trabajo de investigación.

________________________________________

DESCRIPCIÓN DE LOS AMBIENTES


Ambiente Pedagógico y Didáctico.

Aborda los fundamentos que permiten comprender, explicar y practicar el quehacer del educador, su sentido y su legitimación. El propósito central es problematizar la práctica pedagógica desde lo cotidiano de la educación. Partiendo de esta idea, entonces la pedagogía y la didáctica tendrían que articularse y confluir hacia ella, con el propósito de cuestionar el pensamiento espontáneo en la acción docente y abrir espacios a la reflexión del maestro, de modo que conduzca no solo a la transformación de su práctica sino a la proyección en la comunidad educativa y a la institución misma.

Ambiente de Desarrollo Humano.

Recoge el análisis de los procesos que constituyen las dimensiones humanas (singulares y colectivas), en condiciones históricas y culturales específicas, vistos desde la óptica del conocimiento del mundo físico – natural, el mundo simbólico y el mundo social. El primero alude a la relación con los objetos, el segundo al espacio de la cultura y del lenguaje y el último a los procesos de socialización.

Ello implica la reflexión acerca de aspectos que le dan significado al humano como un sujeto con un desarrollo biológico, pero también socio - afectivo, cognitivo, lúdico, estético, político y productivo.


Ambiente Biológico.

Comprende el análisis de las distintas formas de interpretación del mundo y de la naturaleza, la producción del saber en Biología y la discusión sobre temas contemporáneos del saber en Biología que tienen implicaciones de carácter científico, ético, político o social.

Ambiente de Investigación Educativa.

Desarrollo de una propuesta investigativa en el campo de la pedagogía de la Biología a partir del abordaje de una situación identificada como problema en la institución escolar.

________________________________________


METODOLOGÍA

El currículo se considera como un proyecto de investigación cualitativa, que identifica las experiencias educativas de los estudiantes-docentes participantes en el programa de la especialización, para cuestionar la función del docente y reubicar su acción en el contexto de la cultura. Esto implica contrastar la fundamentación aquí esbozada y las concepciones sobre el conocimiento, la pedagogía y el desarrollo humano, concretamente en el ámbito de la enseñanza de la Biología.

De otra parte la metodología se caracteriza por la flexibilidad asumida como la capacidad de adaptarse a situaciones cambiantes y generar modificaciones; como praxis que permite a cada estudiante asumirse como sujeto constructor de conocimientos y como productor de nuevas posibilidades culturales dando la posibilidad de atender los intereses y necesidades de los participantes (profesores, estudiantes e instituciones); al mismo tiempo que se establecen relaciones fluidas entre las teorías y el contexto real educativo.

En este sentido el trabajo en la especialización se basa en la identificación y reflexión sobre las propias ideas de los estudiantes-docentes acerca de su actividad, las cuales se contrastarán con corrientes epistemológicas, filosóficas y pedagógicas contemporáneas. Como producto de estas reflexiones se hará el análisis de la realidad de las instituciones educativas, que llevará a propuestas de transformación, las que se pondrán en acción en su propio contexto y se sistematizarán y evaluarán en el trabajo de grado (Diseño y desarrollo de investigación).

El trabajo de los módulos a partir de Núcleos Integradores de Problemas, tiene las siguientes implicaciones sobre el proyecto curricular:


Pensar en realidades concretas significa que el currículo involucra la comprensión de las vivencias más cercanas de los actores del proceso para contribuir al replanteamiento del quehacer docente y a la consolidación de prácticas pedagógicas fundamentadas.


Se hace necesario pensar para el desarrollo del currículo, en la interdisciplinaridad e incluso la transdisciplinaridad pues ningún saber por holístico que sea puede responder desde sí mismo por la comprensión de ésa realidad.


La necesidad de transformar los roles de docente y estudiante en la perspectiva de superar posiciones instruccionales y transmisionistas y abrir espacios dialógicos que generen responsabilidades, compromisos, vivencias y experiencias que contribuyan verdaderamente al mejoramiento de la calidad de la educación, especialmente en el campo de la enseñanza de la biología.

La importancia de recuperar el trabajo en equipo de los profesores a manera de tutores y de los estudiantes que se constituirían como colectivos, favoreciendo en la práctica el ejercicio de una relación intersubjetiva y la construcción social del conocimiento.


La estructura curricular involucra la realización de un trabajo de grado, que se hará en el sitio donde el estudiante-docente realiza su función educativa.